Por Marco Ultreras

A veces no entiendes por qué habiendo tanto estudiante de calidad de conservatorio aquí en Morelia, no se arriesguen a tratar de salirse un poco de lo convencional. Y no es que tenga nada en contra de la música que se hace aquí –que es muy buena–, sino que a veces uno –como buen melómano– busca escuchar proyectos originales, que se salgan de los estándares convencionales; los dos o tres acordes del punk, la distorsión del metal, o incluso, los rápidos rasgueos de guitarra del Ska.

Parece ser que entre más música escucho, mis oídos me exigen más. Y sucede que por lo mismo, hasta me tachan de malinchista o sangrón, por el simple hecho de que la música que busco, desgraciadamente es tocada por artistas de otras latitudes. Pero bueno, el caso es que esto no tiene que ver con regionalismos, o con el hecho de apoyar o no a un “movimiento”, tiene que ver con que un buen melómano busca música que lo alimente. Si aquí no hay de “comer” la música que te agrada “degustar”, pues la encontrarás en otro lado y punto.

Hacía mucho tiempo, que un proyecto musical moreliano no me llamaba tanto la atención (y con esto no quiero desacreditar a varias bandas nuevas, muy buenas que andan por ahí picando piedra), y fue hasta que conocí el proyecto de Mr. Vampire and his magic sound of fire que mis esperanzas de encontrar proyectos innovadores regresaron.

[Mr. Vampire] – DREAMS (live) from PIR▲.MD Records on Vimeo.

Mr. Vampire es un proyecto solista moreliano, encabezado por César Arceo, que en su live act es acompañado por sus amigos que le ayudan a generar ese mágico sonido de fuego; una guitarra eléctrica, su lap-top, una tableta –ésa de la manzanita– con programas de manipulación de audio, varios pedales de efectos y un video collage por canción que interpreta. Acompañado por sus inseparables amigos, este músico ejecuta todo su acto cual si tuviera cuatro brazos, grabando secuencias de guitarra, efectos de sonido, secuenciando voces y hasta aplaudiendo, lo cual le da un valor agregado a lo que ejecuta, ya que no es de esos que solo hacen “click” y listo, ya están “tocando” una canción.

El estilo de Mr. Vampire divaga entre el shoegaze, el IDM, el Glitch, el Krautrock, e incluso el electro-folk, en sí podría clasificarlo como inclasificable, ya que cada uno de sus pasajes musicales presenta reminiscencias de varios géneros de la experimentación electrónica. Onírico dese su concepción, y que combinado con los visuales de su directo, te lleva por rutas inexploradas.

Con EP’s, LP’s, colaboraciones y proyectos alternos, su proyecto poco a poco se va posicionando como uno de los mas originales en Morelia, lugar donde desgraciadamente, no hay muchos foros para artistas del tipo, y que esperemos que la gente misma, de a poco empiece a valorar este tipo de proyectos arriesgados, donde la idea principal es la de hacer música sin seguir modas, sin etiquetas, sin miedos, por el puro y simple deseo de hacer música que te gusta.

Si les interesa conocer de este músico michoacano aquí pueden escuchar y descargar su trabajo, mismo del cual les recomiendo su producción: “Espectro Invisible”.