Por  A.A. FK_R2.

Buscar información respecto a la identidad juvenil (o como le quieran llamar exceptuando el trilladísimo título de tribu urbana) Cybergoth es una tarea poco complicada si nos conectamos a la red, pues precisamente no hay nada más dispuesto para esta “nueva” generación que Internet.

Hay cientos de páginas que nos pueden dar referencias, desde el solicitado Wikipedia hasta sitios dirigidos a esta tendencia en el propio país (muy mal redactados y justificados, por cierto) pero, ¿Cómo entenderlo en nuestra concepción local llamada México?

Lo que más puede llamar la atención es, antes que nada la estética corporal, el “visú”, dirían los viejos punks latinoamericanos, pero por ser un tema con mayor recurrencia lo dejaremos para el final.

Si para el Hip-Hop existen 4 elementos los cuales son el MCing (rapero-cantante), DJing (tornamesismo), Bboying (baile del breakdance) y el graffiti (murales con aerosol)  y nos hacen el panorama un poco mejor organizado, yo lo haré solamente para dividir este tema en cuatro partes, y no para instaurar parámetros indebatibles para este fenómeno contracultural.

1.-  La música: (Música electrónica)

La música electrónica es el principal bastión de este peculiar estilo, particularmente la que viene de la vena dura y oscura (Industrial, EBM, Aggrotech, etc) y algunos de los géneros ejecutados en los raves. (Psychotrance, Hard Core, Hard Style, etc).

Los antecedentes en México se remontan a los orígenes de la música electrónica, ellos, los músicos electrónicos, los pioneros de los 80’s ni idea tuvieron de que algún día sus exploraciones darían pie a una subcultura global.

Syntoma ya hablaba de “perderse en el espacio” (todavía no se planteaba la realidad virtual pero se acercaban), Casino Shangai revalorizaban los vestuarios (con tendencias oscuras y cabareteras), Década 2 contextualizaba con discursos sociales e Interface ya hacían apología al militarismo con su ya definido Electronic Body Music (EBM) marcial.

Para inicios de los 90’s Front 242 ya había pisado tierras chilangas y para mediados proyectos como Span Ranch ya habían tenido la oportunidad de presentarse en el país.  Surgen colectivos que desarrollarían estas tendencias electrónicas y las harían suyas, más oscuras y más “industriales”. El colectivo La Corporación (1995) que agruparía a los primeros 10 proyectos musicales dio pie al surgimiento de un “movimiento” desarrollando eventos trascendentales como los primeros conciertos de Música y Arte Electrónico en el Museo del Chopo y otros colectivos y productoras surgirían de estas filas (Binaria, Distortion Sekt, Metropolis, etc). Para ése entonces Deus Ex Machina comenzaba a ser respetado en otros países como Alemania, Cenobita definía su música y su contexto literario como “Cyberpunk” (muy incómoda etiqueta para muchos), Artefakto de Tijuana encabezaba el movimiento de otros estados fuera del D.F. y Hocico comenzaba con sus pininos lo que después se convertiría en un fenómeno e ícono internacional, mientras tanto la escena raver explotaría y se desarrollaría la cultura del DJ.

Para los “dosmiles” se consolida la escena “Hard Electro/Agrotech/Future Pop”, convirtiéndose en la más productiva en toda Latinoamérica contando con más de 100 proyectos, 5 o 6 de ellos con proyección internacional (los 3 ya mencionados anteriormente más Amduscia, C-lekktor y Kriminal Minds). Se establecen clubs exclusivos para esta escena, tiendas de música y ropa y se desarrollan a la par colectivos, ahora también de DJ’s. La música se descarga y el objeto (CD) comienza a ser desplazado. El cybermundo musical y virtual rebasa el plano físico. Es también a mediados de esta década cuando la tendencia japonesa Visual Kei irrumpe en el underground mexica con toda su carga de parafernalia en la música y vestimenta. Los géneros vuelan a muchos más BPM (beats por minutos), el Gabber, Hard Core, Speed Core, Hard Syle, etc inyectan la adrenalina.

A finales de los dos mil y en la primera década del siglo todo este contexto se retoma por esta recién subcultura y paradójicamente se separa de sus raíces. El EBM (Elecronic Body Music) se alinea y recrea una nueva escena para nostálgicos (Old School EBM/Anhalt) y las nuevas generaciones adolescentes se identifican más con los géneros “rápidos” digitales que con los análogos de nostálgicos. Es cuando los llamados “cybergoths” llaman la atención con sus bailes respaldados con todo este contexto musical, pues es esta música de fondo la que inspira el baile y que cualquier navegante virtual puede descubrir en Youtube, con el deniominado “Industrial Dance”.

2.- El baile: (El Industrial Dance)

El “Industrial Dance” (ID) es un género dancístico aún no definido (afortunadamente) en los “mass media” pero si plenamente identificable en el Underground. Si bien, la gente que sigue las tendencias musicales definidas con anterioridad ya tenía un estilo para bailarlas (principalmente con el pogo/slam), el ID marcó categóricamente a las generaciones.

El baile es sumamente dinámico, que sigue el beat electrónico, las extremidades (brazos y piernas) simulan golpes violentos hacia diversos puntos, con ritmo, con fuerza, con soltura y con mucha energía, aparenta una danza tribal entre pasos marcados que simulan artes marciales (no forzosamente).

Aún se desconoce quién fue el “primer bailarín” de ID en el mundo, lo que sí es un hecho es que como fenómeno cultural parte de la globalización de la imagen y el video, de poder acceder a la tecnología para grabarlo de forma casera y que esta grabación pueda reproducirse en cualquier parte del mundo, por lo tanto puedo definir que el ID surgió después del 2005 cuando se activó el dominio de Youtube.

El baile en sus comienzos se grababa de forma individual, pero poco a poco fueron surgiendo colectivos en todas las partes del mundo. En el año 2010 se masifica integrando a bailarines en el videoclip del proyecto musical “Eisenfunk” con el track Pong registrando millones de visitas. De este video algunos han supuesto que surge el término despectivo de “ponger”, que no es otra cosa que el dirigirse peyorativamente hacia los individuos que no buscan profundizar en la escena y solo portan la estética, un equivalente a “pouser” en otras escenas.

El primer registro que se tiene en México es del colectivo I.R.R (Industrial Rave Revolution) en el 2009, pero es hasta el año 2001 cuando tiene su primera presentación en un concierto de corte internacional. Después surgirían diversos colectivos entre ellos U.C.D (Under Corps Dance) quienes logran grabar un mini masivo en el D.F en septiembre del 2011.

Para el Día internacional de la Danza (abril 2012) se convoca a todos los colectivos del D.F. y se filma el primer video profesional de Industrial Dance en México con miles de visitas en Youtube:

Para el 2013 surge la segunda versión de este videoclip:

3.- El arte: (Cyberpunk, Gótico, Internet y demás influencias culturales)

El Cyberpunk (CP) es un subgénero literario proveniente de la Ciencia Ficción que se gestó en la década de los 80’s. Es curioso que el CP sea un movimiento cultural que involucra en primera instancia a la literatura y después a todo lo que esta influenciaría como el cine, el cómic, el ánime, las artes gráficas y visuales, etc. Mientras que lo que hemos denominado como “Cybergoth” su principal motor sea la música (aunque no exista música cybergoth), el baile y la estética corporal, pero sin tener un movimiento literario ni artístico por sí mismo (por el momento).

Por lo tanto las raíces ideológicas de esta escena son un tanto longevas, se repiten en blogs hasta el hartazgo frases de William Gibson, Bruce Sterling, etc o de películas que incluso aún se pueden conseguir en formato VHS (Mad Max, Terminator, Blade Runner, etc). Aunque también retoman referencias un tanto más “actuales” partiendo de Matrix hasta el ánime japonés y casi cualquier película reciente de Ciencia Ficción.

Y pasa lo mismo con la escena mexicana, pues sus referencias literarias no pasan de ser las mismas internacionales y el boom cyberpunk noventero mexicano que encabezó Gerardo Horacio Porcayo y José Luis Zárate con sus escritos virtuales y novelas publicadas por lo que estas referencias tienen por lo menos en México, dos décadas de atraso. Como anécdota podría mencionar que cuando William Gibson visitó la ciudad de México mencionó en su conferencia magna que esta ciudad era la más cyberpunk que había conocido en su vida y de esto ya pasaron casi 15 primaveras.

Lo rescatable de esto es que existe un mínimo interés por cierta literatura y arte alternativo, cosa que casi nunca interesó a la “vieja guardia” EBM, lo preocupante es que siga sin haber una distinguible evolución artística propia.

Respecto al “Gótico” comparten el gusto por cierto arte “retrofuturista” y algunos leen textos comunes, pero en general sigue siendo limitado el contexto pues la mayoría de esta escena se limita a los elementos antes referenciados y principalmente a la apariencia corporal lo cual si comparten con la escena oscura… ¿Porqué?…

4.- La estética corporal (cyberlooks, fluffies, máscaras y demás accesorios)

Este elemento aparentemente es el más notorio. No puede haber una definición exacta para cada accesorio en el sentido de representatividad, pues como en otras escenas, cada individuo aporta un valor diferente a cada uno, caer en las generalidades es cometer el mismo error que han hecho antropólogos e investigadores sociales que buscan etiquetar hasta el más mínimo detalle.

La representación es un valor de pertenencia a un grupo social y este grupo social podría justificar accesorios con generalidades aún no dogmatizadas.

Entiéndase entonces que esta apreciación es subjetiva y que puede o no satisfacer a los más involucrados.

El uso del negro es todavía predominante, es la empatía con la escena oscura de la cual emergieron muchos íconos musicales, en cambio el uso de colores en los cyberlooks, los fluffies y demás es el contraste y oposición ante dicha escena, lo que posiblemente marque la diferencia generacional y lo que por lo mismo atenta y escandaliza a las mentes más cerradas de la vieja guardia Dark. El color viene más de una escena “bailable”, del rave, del gusto por la fiesta y el movimiento. Es una fusión de lo meramente estético del Goth, con lo dinámico del rave.

En México desde los 90’s en la escena electro-industrial se podían ver utilizadas las máscaras de oxígeno en fiestas particulares como las del mítico Transval en el DF hasta en conciertos internacionales, evidentemente simbolizan la visión futurista post-apocalíptica que es el contexto de algunas letras musicales de proyectos electrónicos o de alguna literatura y que se pueden interpretar como desgracias humanas como la contaminación, el mal uso de la tecnología, los desastres nucleares, las armas bactereológicas, etc.

A la par, la vestimenta también puede representar la interpretación de personajes de ciencia ficción, cyborgs presentes en la cultura cyberpunk y demás personajes surgidos de la imaginación de diversos visionarios.

El investigador del movimiento Punk en México Pablo Gaytán menciona en la revista Generación #73 “El punk  sin embargo se mueve” P. 20 que las primeras influencias estéticas que tuvieron los punks del país fueron las películas de Mad Max, por lo tanto no es de extrañarse que la imagen cybergoth tenga también una influencia meramente de imitación y que también comparta con el Goth, Punk, Rockabilly, etc el sentido de rebeldía, antimasificación, identidad y un sinfín de terminologías que tratan de explicar lo que se ha repetido por generaciones, que es lo que hace la diferencia entre ser joven y ser adulto.

En conclusión el Cybergoth es una más de las manifestaciones culturales de nuestra era, con rasgos característicos identificables, y otros aún no definidos en la totalidad, pero lo que es un hecho es que es un refugio de identidad para muchos jóvenes del mundo que causa también una lamentable incomprensión por parte de los más conservadores sectores de la sociedad, incluidos los ahora viejos movimientos que en su momento llegaron a ser también de vanguardia y también incomprendidos, así que seguramente algún “cyberoght” tendrá que modificar la letra de la canción de Maldita Vecindad “Pachuco” que ahora dirá: “Hey ‘pa fuiste un punk, también te regañaban, hey pa’ bailabas slam, tienes que recordarlo”.

Links de referencias:

http://es.wikipedia.org/wiki/Hip_hop#Los_cuatro_.22elementos.22

http://www.youtube.com/watch?v=fg1YkNIMdZ8

http://www.youtube.com/results?search_query=casino+shangai&sm=1

http://www.youtube.com/watch?v=77xxCWq6ayo

http://es.wikipedia.org/wiki/Binaria_(Colectivo)

http://es.wikipedia.org/wiki/Youtube

http://www.youtube.com/watch?v=cNAdtkSjSps

https://www.facebook.com/irrdance