Por Joebeth Terriquez

“¿Porque le tomas fotos a los indigentes?”. Me caga esa pregunta que muy a menudo me hacen, la mayoría de las veces no contesto y solo me río. No hay una respuesta definitiva, podre decir que es una manera de marcar el contraste de la ciudad en la que vivimos y darle propósito a la gente que ignoramos día con día, que viven en la calle y que pretendo darles una voz con la imagen. Pero no. Cuando voy caminando me la paso observando a la gente, sus rutinas, sus prisas, sus angustias que van hablando en voz alta sin darse cuenta, su coraje que demuestran al empujara alguien y demás. En ese andar me he dado cuenta que la gente mas tranquila que he visto son aquellos que llamamos “indigentes”, ellos no tienen esas prisas ni esos quehaceres laborales que los tienen envueltos en un coraje innecesario. Ellos son, como yo veo y siento, los últimos humanos reales.

La soledad es algo terrible que a nadie le gusta enfrentar y no sabe superar. Si a alguien hoy en día lo desconectas de las redes sociales, le quitas su computadora y el acceso a la televisión, o cualquier medio de entretenimiento, y encima de eso nadie le habla a pesar de caminar junto a centenares de personas diario, probablemente caiga en una depresión absoluta e intente quitarse la vida. Si, así de inútil y dependiente se a vuelto la sociedad. Ahora, cuando veo a los indigentes caminando siendo ignorados y la gente apartándose de ellos me causa una fascinación seguirlos y ver sus rutinas. Me he topado con un sin fin de gente cariñosa, apasionante, realmente hermosa al igual con sus contra partes, que por lo regular tiene que ver con algún vicio y aun así he tenido la oportunidad de convivir con ellos de una manera respetuosa.

Juzgar a la gente solo por como vive es algo muy absurdo en verdad. El humanismo que demuestra la gente que vulgarmente se dice que esta en situación de calle, es uno que jamás podremos manifestar aquellos que vivimos en nuestra comodidad.  Esa que en muchas ocasiones termina en una serie de incoherencias que su podemos titular como vulgar; gente que ni siquiera puede caminar 15 metros de distancia por flojera. Gente que no puede entablar una conversación por 10 minutos sin revisar su móvil. Gente que tira la comida a la basura porque no la prepararon a su “gusto”.

Por eso me caga que me pregunten: “¿Porque le tomas fotos a los indigentes?”.  Porque soy un pseudo fotógrafo cliché amateur que no sabe tomar fotos y busca lo mas fácil para experimentar e imitar lo que todos hacen. Para poder subirlo a mis redes sociales y le den like. No soy defensor de nadie ni nada. Soy un hombre que vive cómodo y me la paso conectado todo el día. No pongo ejemplos y tampoco los sigo. Todo es porque es y ya.

img_0430-2 img_0923-3 img_1522-3 img_2641 img_2947 img_3450-2 img_5638 img_8855

10688131_10152874001557871_8941088197720543432_o img_0902 img_1733 img_1836


Joebeth Terriquez es originario de Tijuana, Baja California y tiene 32 años (aunque le han dicho que puede pasar como un vato de 22, si apagas la luz y no usas lentes). Su alter ego es Joe Black. Estudió la carrera en Medios Audiovisuales con especialización en Realización de Cine Digital, equivalente a un doctorado en Hípster. Trabaja como reportero gráfico, camarógrafo, productor y fotógrafo. Un tiempo estuvo como “Susana” en una esquina que no quiere mencionar, aunque alega que no es puto, ni le gusta el América ni las Chivas. Se considera nihilista y considera que Proust fue el pedo y Coelho es un vividor.


*Algunas de estas fotos fueron publicadas originalmente en la edición impresa no. 36: Zona Roja, especial por nuestro 12 aniversario, la cual puedes leer completa ACÁ.