Por Manuel Noctis

Muchas veces cambiar de casa o de ciudad de residencia es como tirar una piedra al fondo del mar, pues nunca se sabe dónde va a caer esa piedra o cómo va a llegar posicionada. Pero para Gigi Saul Guerrero, mejor conocida como la “Muñeca del terror”, tirar esa piedra a Canadá no fue decisión propia sino de su familia, y como ella misma me contó, fue un cambio difícil y adaptarse no fue fácil pero, orgullosa de ello, me dijo que fue gracias a ese cambio lo que le permitió poder lograr todos los triunfos de los que hoy goza contenta.

Estando uno lejos de donde creció y donde forjó sus raíces a veces pareciera ser una condición negativa por aquello de la adaptación pero, para Gigi, estar lejos de México le ayudó a darse cuenta de que viene de un país muy rico en todos aspectos y por ello siempre estará muy orgullosa de ser mexicana, porque aunque viva y desarrolle su vida profesional en aquel país del norte, sus raíces siempre estarán acá y eso es lo que la motiva a realizar el trabajo que, como actriz y productora, ha venido realizando.

Sobre este aspecto de su vida, Gigi me platicó que su primer encuentro cinematográfico fue a los 14 años, ahí mismo en Canadá, cuando le dieron su primer papel en un comercial. Ella recordó haber visto por primera vez las luces, “mucho crew”, las cámaras y todo eso le impactó demasiado, entonces supo en ese momento que quería ser directora de cine, pero en ese momento no tenía la menor idea de qué tipo de cine era el que quería realizar.

day2_richo-low-98

Foto: Luchagore Productions

Varios años después, en el 2013, junto a sus mejores amigos: Luke Bramley, Gordon Cheng y Raynor Shima (todos estudiantes de filmación en la universidad de “Capilano University” en Vancouver, Canada), se aventuró a crear la casa productora Luchagore Productions, con quienes hasta la fecha han desarrollado 16 cortometrajes de terror, entre ellos “El Gigante”, “Madre De Dios” y “México Bárbaro”, los cuales han sido reconocidos mundialmente y, sobre todo, han tenido mucho éxito en festivales internacionales.

Gigi detalló que la compañía fue un sueño que concibieron desde que eran precisamente universitarios, pues todos tenían la misma pasión y corazón por el cine de terror y querían crear no solo una compañía activa, sino más que nada crear un equipo de cineastas jóvenes donde todos compartieran el mismo amor al cine independiente.

En tan pocos años, me dijo, han crecido tanto y ahora son un gran equipo de más de 10 o 15 personas, la mayoría radicando en Vancouver, Canada, pero que cuentan con un equipo de post producción en la Ciudad de México para su diseño de sonido y, también, en Kansas, Estados Unidos, donde tienen a su compositor musical.

day9_-9

Foto: Luchagore Productions

A propósito de su trayectoria como actriz y cineasta, platiqué con ella para conocer un poco más sobre su trabajo y esto fue lo que me comentó:

—¿De dónde viene tu gusto por el horror y toda esta serie de elementos que amalgamas en tus trabajos?

(Risas) Yo culpo a mis papas que no me dejaban ver nada de terror cuando estaba chiquita. Obvio mi curiosidad creció y creció para el cine de terror. Pero, personalmente soy fan de muchos géneros y estilos de películas. Lo que pasa es que el terror me apasiona mucho y es de mis favoritos, porque es el único género de todos que logra hacer una combinación de sentimientos y reacciones en un mismo lugar. Los espectadores, al ver el cine de terror, pueden sentir emociones diferentes como reír, tener asco, tener miedo o algunos como yo aplauden y festejan cada vez que sale el gore. Entonces, cuando muestro mis trabajos me encanta ser parte de la audiencia y escuchar las reacciones de todos. Eso es lo que más me inspira al filmar nuestras historias.

—Vemos que tus trabajos están muy ligados a las leyendas y tradiciones mexicanas, ¿esto es una forma de no desprenderte de tus raíces?

¡Claro! Me siento muy orgullosa de mis raíces mexicanas, a pesar de haber salido de México muy joven… Las raíces y tradiciones se mantienen y es muy importante tenerlas claras y de esa manera encontrarte a ti mismo. Lo increíble y fascinante del cine es que te permite demostrar en historias visuales todo lo que uno lleva dentro y poder adaptarlo a ser algo original y personal.

—Además de crear y dirigir cine, también actúas, ¿cómo te involucraste con la actuación y cómo ha sido la experiencia desde ese otro lado de las cámaras?

Empecé actuando mucho en teatro, musicales y comerciales. Sabes… Estaba segura de que sería comediante (Risas). Hacer reír a la gente me llenaba de orgullo y emoción. Seguí todos mis años de adolescente practicando teatro y musicales hasta que en la universidad me empecé a concentrar mucho en el cine y me di cuenta de que me apasionaba más de lo que yo imaginaba. Pero aún en día sigo actuando para la televisión y cine, porque me encanta involucrarme como pueda en este medio.

elgigante-family_pic

Foto: Luchagore Productions

—¿Qué disfrutas más: actuar o dirigir?

Jajaja, que pregunta tan difícil. La verdad no tengo respuesta. Los dos me encantan y por diferentes razones. Es muy padre poder interpretar personajes diferentes a lo que uno es y por otro lado al dirigir esos personajes te da la oportunidad de crear y manipularlos a un nivel personal.

—Eres muy joven y ya tienes gran éxito y reconocimiento mundial, ¿cómo has asimilado toda esta situación en tu vida después de lo que has pasado?

Ni yo me la creo aveces (Risas). Me inspira todos los días. No ha sido un proceso tan fácil y con mi equipo trabajamos muy fuerte para llegar a donde estamos. Pero este reconocimiento significa mucho para mí, porque sé que de la misma manera que yo fui inspirada por grandes figuras, tambien yo puedo inspirar a quienes vienen detrás de mí.

—Tan reconocida que hace unos días ganaste por fin tu primer premio en México, en el Feratum Film Fest en Michoacán, ¿cómo te sientes de ello y qué te significa recibir este premio?

Fue un sueño hecho realidad. Todavía no tengo todas las palabras para expresar mi emoción. Pero lo que sentí en el momento de recibir mi primer premio mexicano (Mejor Corto de Terror con su trabajo “Madre de Dios”) al estar presente con mi gente en uno de los pueblos más hermosos que he visto y saber que reconocen y aprecian mi trabajo, es el mejor regalo que pueda pedir. Siempre ha sido tan importante para mí estar cerca de mis raíces y tradiciones aunque, esté lejos de ello.

14712588_1124627917645026_3577079728299910060_o

Foto: Feratum Film Fest

—A propósito, ¿cómo te la pasaste en Tlalpujahua, pueblo mágico de Michoacán en donde el Feratum se ido consolidando año tras año?

¡Increíble¡ ¡La Marcha de las Bestias fue de otro mundo! De las mejores experiencias de mi vida, y no estoy exagerando. Feratum Film Fest fue un festival mágico y solo pienso en poder regresar con más proyectos. Todo el pueblo de Tlalpujahua me encantó. La gente es tan amable, la comida es deliciosa y hay unas vistas hermosas. Fue un gran honor poder compartir esta experiencia con otros cineastas del mundo en Feratum. Mis compañeros de Luchagore, que lograron ir conmigo, se la pasaron increíble también. Feratum nos inspiró a seguir adelante en nuestras carreras.

—Después de todos estos años, ¿qué visión tienes de los fans y seguidores del cine de horror, cómo los percibes?

Es fácil: los fans de terror son los más apasionados, expresivos, honestos y críticos que cualquier otro género en el mundo. Los fans de terror tienen un gran sistema de apoyo que solo sigue creciendo más y más. Si no fuera pos los fans no estaría aquí ahorita. ¡Gore is love!

—¿Hasta dónde llegará Gigi, cómo te ves en un futuro no muy lejano?

Espero que muy lejos (Risas). Me siento muy segura de que todo pasa por una razón y con pasión y paciencia grandes cosas llegarán. Escogí una carrera muy competitiva y además dominada por el sexo opuesto, lo cual realmente a mí no me afecta, pues yo siempre he creído que no importa el obstáculo que se te presente en la vida, lo que vale la pena es saber pasarlo y nunca renunciar.

day16-richo-45-copy

Foto: Luchagore Productions