Por Oscar M. Mora

Una vez alguien me dijo, en un marcado acento chileno, que en la vida hay que ver al Papa y a los Rolling Stone. La mitad de esta afirmación es verdad, el resto es cuestión de fe. “Olé Olé Olé!: A Trip Across Latin America” presenta la mitad verdadera de esto documentando la gira de Mick Jagger, Keith Richards, Ronnie Wood y Charlie Watts, The Rolling Stone, por algunas ciudades de América Latina hasta la cumbre de su gira: el concierto masivo en La Habana, Cuba.

Para cerrar la historia rockanrolera y papal, hay que aclarar que aparte de quien lo dijo, La Habana se sumó al limitado grupo de quienes han visto a sus Majestades Satánicas y al líder católico. Y es que tras décadas de hostilidades, embargo económico, conflictos políticos y un enredado exilio cultural, Cuba abrió sus relaciones diplomáticas con Estados Unidos (y todo país y organización mundial que le siga el paso, o sea muchísimas) y permitió que sus fronteras recibieran desde el presidente, pasando por el papa y terminando con la emblemática banda inglesa.

Olé Olé Olé!, dirigido por Paul Dugdale, es un documental musical que nos lleva por la gira latina. Ciudades como Buenos Aires, Santiago, Lima, Montevideo y la Ciudad de México fueron el escenario que precede a La Habana, un histórico recinto en el que ninguna banda de rock se había presentado de forma masiva y gratuita. Y es que a pesar de los problemas políticos y sociales de la Isla, y que un concierto de Los Rolling no es un simple concierto, los cubanos son quienes habrán de decirnos si la visita de la banda fue un reflejo de sus cambios o mero entretenimiento.

Una de las ideas fundamentales de la música, y sobre todo del rock, es que no existen las fronteras. En Olé Olé Olé somos testigos de cómo las canciones de The Rolling Stone marcaron a generaciones de latinos. En Buenos Aires por ejemplo, se inventó una subcultura urbana (la rollinga) o en México pese a que se prohibió el rock, se organizó un festival masivo. Así, yendo de Perú en vías de desarrollo, Brasil en expansión, Chile confrontado hasta Cuba abriéndose al mundo. Los integrantes de la banda van mostrando facetas de su vida no solo como músicos sino como artistas, seres humanos, compañeros de trabajo e ídolos para miles de latinos que pese a las diferencias de lenguaje, tienen como himnos “Satisfaction”, Sympathy for the devil”, “Street Fighting Man” o “Star Me Up”. Porque si de algo saben los latinos, y mayormente los cubanos, es de rebelión, ritmo, baile y libertad, cosas fundamentales en la música y el rock.

The Rolling Stone Olé Olé Olé! Es un documental dinámico que elige contar la gira, y en retrospectiva, los preparativos para el concierto en La Habana por lo que nos mantiene en la butaca, tarareando las canciones de los Rolling, vislumbrando el difícil panorama del continente Américano, y que nos conecta con nuestro sentimiento latino. Porque al ver las casas amontonadas en Lima, las favelas de Río, a los argentinos apilándose en los estadios, a las leyendas del rock mexicano, a los cubanos trabajando día a día para tomar clases de baile, hacer música o ir por la noche a un concierto de rock, no podemos sino recordar esas veces en que la música nos ha convertido en algo más que simples trabajadores.

Ver al Papa puede darle ilusión a millones pero haber visto a The Rolling Stone seguramente fue un rayo de confianza para los cubanos. Habrá que creer en la música y todos aquellos que dirán “Yo ví a los Rolling porque me tocó una nueva era”.


“Olé Olé Olé!: The Rolling Stone A Trip Across Latin America se exhibe en Ambulante gira de documentales 2017.

Consulta sedes y programación aquí.