“Se nos amontonan los años y nos vamos acostumbrando a esas noticias: a que las personas se desaparezcan”.

Con esta frase desgarradora, el cortometraje Desaparecida, del cineasta michoacano Juan Carlos Oñate, parece decirnos que nos ha hecho falta hacer algo ante toda la ola de circunstancias que nos aquejan como sociedad y nos hemos acostumbrado tanto al horror y las injusticias, que ya las vemos como algo natural y cotidiano.

Situación que pretende trastocar este corto que fue ganador del 1er lugar en la categoría “Animación” en el 3er Concurso Estatal de Cortometraje (Michoacán) sobre concientización social “La culpa la tenemos todos”, organizado por la Asociación Civil Acción Unida, desde una problemática como la desaparición forzada de personas, que no solamente lacera al estado michoacano, sino al país entero.

Al respecto, el joven cineasta compartió que ante las muchas problemáticas que vivimos todos los días, nos toca responder como individuos y como sociedad, exigir el respeto a los derechos humanos y actuar desde el contexto en que nos encontremos, sobre todo, dijo, con propuestas creativas o simplemente con opiniones, (puesto que) las desapariciones, la corrupción y la falta de coherencia entre personas que compartimos el mundo, son problemas que a todos nos terminan afectando.

“¡Que valga más la vida que el dinero, carajo!”, dice Juan Carlos Oñate.