Por David Meneses Gómez

Está por iniciar el circo político de tres pistas amiguitos, venga y conozcan a toda la fauna política que hará sus mejores trucos para sacarles (o dejarles sin) un cacahuate del bolsillo, como dice el grillito cantor: Corren los caballitos, los grandotes y los chiquitos, porque allá en los partidos, las candidaturas se sirvió. En próximas fechas y hasta el día 1 de julio del 2018, todos los suspirantes harán gala de sus habilidades, el gran show cómico –mágico -trágico- musical nos traerá grandes sorpresas, en un país donde todo cambia para seguir igual.

Uno de los grandes trucos que estos seres han aprendido es a hablar, bueno han intentado, sus lenguas bífidas se suelen enredar en su vacío craneal, sin embargo algunos han dado muestras de querer comunicar algo, hay que recordar al “Perrito llorón” cuando en 1982 José López Portillo lloro la noche triste de México, sus lagrimitas ya no lo dejaron defender el peso como un perro… Al final a los políticos, se las calla como a los perros, a peridiodicazos.

Yo me declaro un marxistas convencido, es decir por Groucho Marx, cuya frase inmortal se podría aplicar a los ladridos de la manada política “Citadme diciendo que me han citado mal”, ya que muchos han olvidado ciertas frases memorables, frases llenas de ingenio como el lema de campaña de Luis Echeverría: “Arriba y Adelante”, que más bien parece campaña de condones o del Kama Sutra, lo cual sería algo maravilloso, ya que vivimos en un país de malcogidos, por eso y en venganza, se joden al pueblo .

A raíz de eso recordemos a político que tuvo la fortuna de ser escritor y el Nobel de Literatura, don Camilo José Cela, que en su etapa de Senador en España se quedó dormido en una de las sesiones de la Cámara Alta y fue reprendido por el Presidente:

—Sr. Cela, está usted dormido.

A lo que el aludido respondió rápidamente:

—No, señor, no estoy dormido; sólo estoy durmiendo.

—¿Acaso no es lo mismo? –le respondió el Presidente.

—¡Claro que no es lo mismo!, porque no es igual estar dormido que estar durmiendo, como tampoco es lo mismo estar jodido que estar jodiendo.

Es lo triste en nuestro país, los políticos se la pasan jodiendo al pueblo cada vez menos dormido, por lo cual estemos atentos a esos tipos, que vendrán de forma “independiente” y desinteresada (luego pagamos el interés) a pedir, no tu voto, sino tu confianza, incluso algunos muy ciudadanos querrán no cambiar sino “Refundar” la política, ¡caray que se refundan a la más vieja de sus casa…de campaña!

Y al final como cierto personaje dijo, quien interpelar, pues que se la interpele…