Por Eriko Stark

Fotos y video: Cortesía de los afectados.

I

La familia de Fer M. recibió varias llamadas de auxilio en la madrugada del viernes 22 de septiembre. El día 21, Fer se encontraba reclutando personas voluntarias en el Zócalo de la CDMX junto con un Baltazar G. Secretario de Relaciones del Estado de Morelos en el municipio de Zacatepec. Baltazar tenía una reunión con el político Miguel Ángel Osorio Chong, pero antes de su encuentro se enfrentó a la fuerza del sismo. Baltazar utilizó sus influencias para conseguir un par de camiones, negociar con el centro de acopio, y viajar con varios jóvenes, de esa manera evitaría que la comida se pudriera. Después de llenar los camiones se dirigieron a la Carpa Astros a reunirse con otros brigadistas, todo estaba listo para el viaje.

***

Una camioneta fue al rescate del joven Fer M. y otros brigadistas.

II

El municipio de Zacatepec duerme a la sombra de un sismo. La primera brigada llega al lugar y decide reunirse con los hombres más influyentes del lugar. Son las 3:10 de la mañana y se graba un video con el presidente municipal Francisco Salinas Sánchez. Los brigadistas explican la situación y necesidades del pueblo afectado. Al terminar la grabación, Francisco Salinas envió a descansar a los brigadistas mientras firmaba papeles con el conductor del camión, el vehículo fue llevado a unas bodegas no sin antes dejar a Fer M. como líder de la operación.

La buena fe de los jóvenes de emprender un viaje sin dinero ni permiso de sus familias se vio corrompida por los intereses políticos, en pocas palabras, los chamaquearon. Se tardarían un par de horas en darse cuenta de la gravedad de la situación cuando Francisco Salinas empezó a farolear que tenía respaldo de sus trabajadores, un grupo de hombres que llegaban con camionetas 4X4, ropa extravagante, exhibición armas al mero estilo buchón, Fer decidiría llamar a su familia cuando el presidente comienza a presumirle su pistola con intenciones más peligrosas.

III

22 de septiembre. Una camioneta entra al municipio de Zacatepec que no detiene sus labores, a la vista se aprecian los distintivos puestos de cocos y micheladas, la zona no estaba destruida, sus daños fueron menores, tan menores que no se sabe a ciencia cierta la cantidad de personas afectadas, se discutían entre seis o siete muertes, aunque la página del municipio reporta más de 1,500 afectaciones y una ayuda desesperada, a pesar de ello, los parques acuáticos y la cotidianeidad estaba abierta a todo el público.

Francisco Salinas, el Presidente Municipal, les devolvió un tercio de la comida recolectada para que hicieran su trabajo. Entre risas y bromas decía: “como me gusta que pasen estas cosas”. A los jóvenes y a la población en general se les vendió la ilusión de mover a México, jóvenes que pensaban ayudar de manera similar a los comerciales donde se aprecian a nuestros políticos y presidentes entregando comida a cientos de personas con las manos levantadas en señal de esperanza, en vez de eso, se veían a unos niños que apenas cumplían la mayoría de edad dando comida a la gente que no sufrió ningún tipo de daño y éstos mismo pobladores se aprovechaban para quitarles lo más posible; jóvenes sin dinero, cansados de buscar en dónde ayudar y sin transporte, muchos héroes que dejaron a sus familias para ir a hacer el bien sin saber nada de rescate, movilización y primeros auxilios, héroes que se vieron idealizados como el Futuro de México.

Algunos héroes sólo fueron por morbo, a ver que aventura encontraban, pero no contaban verse atrapados en una frustrante experiencia, otros, realmente tenían la fe de ayudar, de cambiar el mundo de hombres mañosos que vieron una oportunidad en la desgracia del pueblo y las buenas intenciones.

Fer M. (izquierda), Baltazar G. (centro) y voluntarios que recolectaron los víveres.

IV

¿Cómo un joven de 19 años fue puesto al mando de operación de un hombre de más de treinta? Baltazar G. se regresa con los brigadistas, recibe una llamada de Francisco Salinas Sánchez quien libera más víveres. Baltazar ordena a su familia que se los lleven a su casa. Al volver a la ciudad, Baltazar organizaría una nueva brigada de nuevos jóvenes esperanzados, ansiosos de querer mover a México, esta vez su destino sería Jojutla. Al llegar, su camión sería secuestrado sin violencia como muchos camiones que han sido tomados por las fuerzas armadas a orden de los políticos, criminales o los mismos conductores. Historias documentadas en las redes sociales de cientos de héroes que tratan de ayudar en el Estado de Morelos.

Las esperanzas y convicciones de muchos jóvenes parecen ser manoseadas con la misma vulgaridad que a una niña en un intento de ser abusada a medio rescate. Héroes, mover a México.