Por David Meneses Gómez

Si se les atravesó la rosca con el mono, siéntese a leer la nota dura en esta cuesta de enero que dura como dos meses, no menos, como 12 (sexenios). Después de pasadas las fiestas decembrinas, la Noche Buena y que hayan pasado bien el Año Nuevo, solo me quedan tres pesos, así que se los echaré a la rockola para escuchar las canciones de nuestro Salvador… Chava Flores, apóstol del jolgorio mexicano y mesías del albur. Como él decía, es la forma más ingeniosa del hablar del mexicano. Somos los únicos en el mundo que hemos podido destrozar el idioma de Cervantes, en esta forma, el albur es una cosa de trueque, voy, vienes, vas, te digo, me dices, el rebote y el contrabate, el último en hablar gana.

Recuerdo la primera canción que escuché de Chava, aquella que narra el llanto de un felino a la dama de plata, después de una ruptura amorosa, resultado un auténtico canto juglar:

El gato viudo

Para curar mi mal de amores

Dijeron los doitores que no había salvación

Ora me dicen gato viudo

Porque una gata pudo quitarme lo chiquión.

Y la sutileza que emplea para referirse a una suripanta que en mala lid le abandona para irse con otro hombre, todo al ritmo del tango malevo, utilizando el trueque lingüístico:

La Puerca

Por andar de disoluta

ya otra vez andás de pu…erca

retornaste a tu borlote

y hasta tienes tu pa…reja.

Y llegamos al culmen del albur mexicano, el esplendor del lenguaje del arrabal, el epítome de la maravilla del ingenio mexicano, rey de reyes de la cúspide creativa, lira comandante de la lengua…

La Tienda de Mi Pueblo

Tuve una tienda en mi pueblo, precioso lugar,

te vendía de un camote de Puebla a un milagro a san Buto,

pitos, pistolas pa´ niños te hacía yo comprar,

pa´ tu cruda una panza, te inflaba una llanta al minuto.

Aros, argollas, medallas podías adquirir;

un anillo, un taladro, petacas, tu cincho de cuero;

te enterraba en el panteón, te introducía en el cajón,

antes con un zapapico te abría tu agujero;

me dabas para alquilar alguien que fuera a llorar,

mientras lloraba alumbraba con velas tu entierro.

Y ya entrados en tiempos electoreros, vemos que Anaya va por el PAN y le bajan los calzones y le ponen una revolcada en aquella PANaderia, Pepe Meade y sus meaderas sigue en blanco, les echo otras letras, antes de que nos aPejendejemos con la Morena:

¿A qué le tiras cuando sueñas, mexicano?

Que faltan niños pa´ poblar este lugar,

sigue soñando que no hay contribuciones,

que ya no hay mordelones, que ya puedes ahorrar.

sigue soñando que el PRI ya no anda en zancos,

que prestan en los bancos, que dejas de fumar.

Pero al final, Chava Flores nos recuerda que nuestro país tiene un gran futuro, si logra sobrevivir a este presente tan impresentable:

En México

En México el hombre es hermano,

se da al ser humano

un trato de honor.

En México cimbra su historia,

en México surge la gloria,

pues México es una casita

preciosa y bonita

donde vive Dios.

Los dejo por ahora, me voy con mi Bartola, a recordar a este hombre músico poeta y genio que llegó al mundo  capitalino con todo y sus gorrones, el 14 de enero de 1920.