Por David Meneses Gomez

Javier Krahe fue un cantautor reconocido por su creatividad y sus letras llenas de crítica, sin embargo, su faceta como politólogo es poco reconocida. Veamos aquí un ejemplo de políticas públicas en la canción de “Villatripas”, donde narra cómo un gobierno local, Villatripas decide hacer una estatua, lo cual resulta un gran éxito, sin embargo, una comunidad cercana decide realizar una y lo resuelven con una aplicación de políticas públicas magistral:

En Villatripas de Abajo

se suple con desparpajo

por parte del vecindario

la falta de monetario.

¡Vecinos de este lugar,

hay que vencer o ganar!

Así el pequeño poblado de Villatripas de Abajo decide de forma democrática darle una solución y restaurar el orgullo Villatrepense Abajeño:

Cogieron a la Jacinta

la moza de mejor pinta

y en la misma plazoleta

la pusieron en porreta

y la echaron al pilón

sin mayor vacilación.

Luego fue una comitiva

a Villatripas de Arriba

a decirles que bajaran,

miraran y compararan:

“Comparando las dos Venus,

¿cuál es más y cuál es menos?”

Excepto algún poetastro

que alabó a la de alabastro

y el pelma de Don Simón

que de un vuelo fue al pilón se oyó gritar a compás:

“¡La Jacinta mucho más!”

La idea de Mi Amigo Bronco, de honrar a don Álvaro Obregón, no es tan estúpida como él, sino que es una de las ideas que forman parte de LOS GRANDES MOMENTOS DE ESTUPIDES.

Veamos un par de ejemplos de propuestas y leyes, No fake News:

 

Cuidado Cookie Monster: Donald Trump

Cuando compitió por la candidatura republicana le declaró la guerra a las galletas. Todo empezó cuando la matriz de Oreo anunció que mudaría una parte de su producción a México, lo que bastó a Trump para arremeter contra este producto.

 

Poner un pollo en cada olla (Herbert Hoover)

Aunque esta propuesta se atribuye a la campaña de Hoover de 1928, originalmente fue creada por el Comité Republicano Nacional en Estados Unidos que buscaba asociar a su candidato con una imagen de prosperidad. Y aunque nadie sabe exactamente cómo se iban a distribuir los animales, esta promesa también fue empleada por el rey Henry IV en Francia del siglo XVII.

 

Tania Derveaux, en 2007, fue candidata por el partido NEE al Senado belga, prometió 40 000 felaciones para todos los que se inscriban en una lista disponible en la página web del partido. Esta falsa promesa es su manera de protestar contra los incumplimientos electorales de los partidos serios.

 

Antonio López de Santa Rata.

Uno de los más absurdos data de 1858, cuando el presidente de México, Antonio López de Santa Anna, decretó una contribución de un real por cada puerta, cuatro centavos por cada ventana de las casas.

 

Los elotes de fragmentación.

Autoridades del municipio de Durango prohibieron en septiembre de 2013 la venta de elotes durante la noche del Grito de Independencia debido a que podían ser utilizados el olote y el palo como “proyectiles”, medida tomada por “indicaciones de seguridad federales”.

 

Los besos no se piden, se roban.

Para “inculcar valores y civilidad” entre la población, el ayuntamiento de Guanajuato aprobó el 15 de enero de 2009 un Bando de Policía y Buen Gobierno que castigaba con 36 horas de cárcel o multas hasta de 30 salarios mínimos a quienes se besaran en la calle, es decir a quienes dieran “unos agarrones de olimpiada”.

 

Y sin duda la mejor:

En Actopan, Hidalgo, están prohibidos los “gorrones”. Quienes entren a fiestas o eventos sin estar invitados pasarán 72 horas en la cárcel o tendrán que pagar una multa de 2 mil 500 pesos.