E D I T O R I A L

La era del Internet y las nuevas tecnologías consume. Todo fluye de manera más inmediata y muchas veces hasta pasajera. Las nuevas generaciones piden a gritos las cuestiones más interactivas, sobre todo si de la red se trata. Sin embargo persiste el papel, lo palpable, lo que huele y se siente al tacto. El impreso como una forma de resistencia ante las herramientas tecnológicas. Bajo esa premisa, Clarimonda también resiste y por ello desistimos de “morir” en el formato impreso. El formato que nos dio vida hace más de 13 años y que durante mucho tiempo nos dio entrada a muchos eventos, festivales, congresos, escuelas, academias, bares, antros y demás parafernalia en donde lo material aún es un objeto de apreciación y conservación histórico.

Así pues, llegamos a esta treintaisieteava edición impresa, dedicada al Relato Policiaco. Un tema que desde hace varios años ha estado en boca de todos y hasta podríamos aventurarnos a decir que está de moda. Sin embargo, no pretendemos con esta edición hacer algo más de lo que ya se hace, sino aportar desde nuestra trinchera a un tema consabido pero desde un ángulo que siempre nos ha caracterizado: a través de nuevos escritores o jóvenes en ciernes que no figuran en esas editoriales que todo lo abarcan.

He aquí pues una edición más de esta revista, en la que le realizamos también un sentido y merecido homenaje al ídolo de multitudes Mario Almada. Nuestro personaje policiaco mexicano por excelencia. Polémico, criticado y amado, con la que sirva también recordar su memoria y la trascendencia que ha dejado a una parte del cine mexicano.

En hora buena por esta edición, en el consejo editorial de esta revista nos honramos por estar de vuelta en estas páginas, sobretodo porque era algo que nos pedían a gritos y ya se merecían ustedes lectores.

Atte. Manuel Ayala, Tijuana, Baja California.