Por Khiabet López Morales

 

TERROR Y LOCURA

Enfermedad del día a día
amar a una sombra escurridiza
dentro de una noche que ladra.

Estar enferma es un don divino.
Un regalo del dios-perro

Mi cuerpo sangra y ríe.

Estar enferma toda mi vida sin pedir estarlo.

Crecer llena de espanto y odio
me ha hecho partícipe de una urbe calcinada
por indiferencia, rencor y podredumbre.

La belleza de mi cuerpo en descomposición me excita.
Carne caprichosa,
carne quemada,
carne golpeada.

Me cachondeo viéndome al espejo
e imagino mundos enteros destruidos por el terror y la locura
que cuelgan de mi lengua.

 

***

 

LEJANÍA

He de amoldarme a ti como el río a su cauce,  como el mar a su playa, como la espada a su vaina.

Dulce  María Loynaz

Si solamente se abrieran todas las fronteras y cayeran lentos los kilómetros que en este momento dividen a la añoranza penetrada en mi pecho,
me volvería colibrí y volaría hasta alcanzar cada uno de tus cabellos,
me volvería la chuparrosa que succiona tu corazón.

Me cortaré los pezones,

un brazo,
una pierna.

Voy mojarte los labios con mis tibias lágrimas.

Te voy a echar de menos como se extraña a un muerto.

Voy a desdibujar tus sonrisas.

Voy a dejar que tu mirada se evapore poco a poco.
Pero hay algo que no voy a poder borrar con nada:
tu voz:            eco infinito que retumba desde el epicentro                                                        de este infierno.

 

***

 

YO NO SOY EVA

Amarrada a tu costilla estoy,
espero con cautela a que tus manos me tomen.

La espera es una advertencia gentil y tierna,
anuncia que pronto saciaré tus deseos:
te revolcaré con prudencia
asesinando de tajo
lo poco que queda.

Reencarnación del pecado original:
deseo con fuerzas acabar con tu manzana
estrangularte lento y verte caer
escucharte gemir y suplicar.

Yo no soy Eva pero soy una perra.

Aúllan desesperadas tus ganas inmóviles
luchando contra mí,
penetran en ti las ansias de zafarte
de mi lengua impúdica.

Saciarás tu sed animal
en el río de mis piernas
acabaré con tu hambre
y de tu polvo soplaré.

A mi imagen y semejanza
yacerán desnudos tus restos.

 


Khiabet López Morales (Acapulco, 1993). Licenciada en Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la Universidad Autónoma de Baja California Campus Tijuana. Una muestra de su poesía aparece en la antología “Las voces de los faunos” publicada por Colectivo Entrópico. Aparece en la revista electrónica Círculo de poesía. Fue becaria del Festival de Cultura Interfaz Culiacán, 2016.


*Estos poemas forman parte del libro Hace tanto ruido adentro que el silencio se suicida (Editorial Poiesis, 2018), agradecemos a la autora por las facilidades para su publicación.