Por Nicole S. López Baeza

“No se puede encontrar la paz evitando la vida.”- Virginia Woolf

¿Cómo estás? algunas veces, la pregunta más difícil de responder. Basta con decir “bien” aunque sepamos que es mentira, solo para alejar las miradas de esa sociedad que nos dicta cuánto y cómo debemos comunicar, una sociedad que ha impuesto la vulnerabilidad y la empatía al género femenino y ha enseñado al género masculino a minimizar las emociones relacionadas con el miedo y dolor; que enseña a ambos géneros que lo correcto es lucir imperturbable, pero no nos enseña qué hacer cuando las emociones nos rebasan, cuando son incomprensibles para nosotros mismos.

The Downlights es una banda originaria de Guadalajara, Jalisco, formada a mediados del 2016 por Erick Castro Lara (Voz y guitarra rítmica), William Anthony (Guitarra principal), Eduardo Bustos (Batería), y Omar Meléndez Vega (Bajo). Tiene una gran cantidad de influencias musicales entre las cuales se enlistan los géneros: New Wave, Shoe-Gaze, Hip-Hop, Ambient, RnB y la escena del rock alternativo de los 80’s y 90’s; y las bandas: Cocteau Twins, Smashing Pumpkins, M83 y Mac DeMarco, de los que recuperan sonidos que fusionan y con los que experimentan libremente para mostrar sus ideas en la forma más pura y original posible.

El pasado viernes 22 de marzo, esta banda estrenó su nuevo sencillo doble: “Los chicos no lloran” (Feel) que formará parte de un álbum con el que buscan experimentar con más sonidos que en el EP predecesor: Late Night Drive conformado por 4 canciones que combinan el new wave con tintes de dream pop y pop. New Age Youth pretende combinar el Shoe-Gaze, rock alternativo, dream pop, new gaze y synth pop, entre otros géneros, en un intento por combinar sonidos del pasado, presente y futuro, resultando en un sonido fresco.

“Los chicos no lloran” (Feel), conformado por la canción “Los chicos no lloran” y su versión en inglés “Feel”, se produjo en The Oven Recording Company, en Guadalajara, por Eduardo Flores que ha producido toda la discografía de la banda desde sus inicios, junto con Diego Romero. Ambos se mostraron muy profesionales y abiertos a la comunicación y al intercambio de ideas para generar un resultado fiel a la idea original de la banda. Aquí te compartimos todos los detalles de este sencillo que pudimos escuchar antes de su lanzamiento y que cambiará tu forma de expresar todo lo que sientes.

Esta canción, que podría clasificarse como una pieza de pop rock alternativo, combina el poder y la crudeza del rock con tintes ensoñadores, etéreos y coloridos. Las pausas, los respiros, el ritmo ascendente y el clímax dotan de vida a esta pieza con actitud y carácter, a la que su compositor define como: “un grito al despertar, un corazón joven en su expresión más pura hacia una sociedad entumecida y el alma que habita en ella que quiere volver a sentir”.

Con este banquete de sonidos e imágenes, “Los chicos no lloran” (Feel) busca expresar el entumecimiento emocional y la internalización de las emociones de las personas, en especial de jóvenes, recordándonos que en la sociedad es cada vez más difícil exteriorizar lo que sentimos. Su letra narra la historia de un desamor y en ella acompañamos al protagonista en el proceso del despertar emocional. Esta pieza nos hace saber que no estamos solos, que esa confusión, indecisión o frialdad tienen un nombre, y que está en nuestras manos el cambiar las cosas. En relación a esto, Erick Castro nos comparte:

“Queremos hacer un himno para la juventud, queremos hacer un sonido con el que nuestra generación se pueda identificar, empatizar y más que nada sepa que no somos los rockstars de todos los días […] somos jóvenes adultos que estamos viviendo las mismas batallas que todos, estamos creciendo en un lugar donde todos se pueden identificar y estamos pasando por emociones o procesos psicológicos, en este caso, como es en Feel que es una catarsis, estamos viviendo procesos parecidos y queremos mostrar que más gente sabe lo que es estar entumecido emocionalmente y lo que sufrir por cosas que difícilmente entendemos,  queremos proyectar eso con un sonido fresco y rodar una pequeña película dentro de la canción.”

El video musical se realizó en colaboración con Liberal Youth Ministry, marca de ropa concebida por el diseñador Antonio Zaragoza, un amigo muy cercano de la banda con el que habían colaborado con anterioridad para el primer videoclip oficial de la banda: “Drive”, que marcaría el inicio de una gran amistad artística.

Dirigido por Antonio Zaragoza junto con The Downlights, el video de “Los chicos no lloran” logra transportar al espectador a una escena cotidiana en la que los integrantes de la banda se muestran tal como son, sin máscaras. Michelle Delfin fue la encargada de producir este video que complementa perfectamente a la pieza. En él, transmiten, hacen apropiables e identificables los sentimientos en la vertiginosa vida de los jóvenes citadinos, que envueltos por luces de neón, puentes y calles, experimentan la alegría de vivir, pero también la ansiedad, el desamor, la tristeza, la búsqueda constante de trascender y llenar un vacío. Te invitamos a seguirlos en sus redes sociales y te dejamos el video oficial de “Los chicos no lloran” aquí:

Facebook: https://www.facebook.com/TheDownlights/

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCSmLYEgwV34uEjL53NyXEBw

Spotify: https://open.spotify.com/artist/1zA4mxupG4qzprlQwoL6EJ

Soundcloud: https://soundcloud.com/thedownlights